Lo bueno de ser Trendy

Helado que no se derrite, Nuevo invento Japones

Los helados no se derriten ni bajo el sol más ardiente. La fórmula que lo permite fue descubierta por casualidad y tiene como base las fresas.

Hasta en los veranos más tórridos, los japoneses ahora pueden darse el lujo de tomar helado bajo el sol ardiente sin que se derrita en sus manos.

En Japón inventaron el helado que no se derrite

helado que no se derrite

El origen de esta rareza fue en realidad un accidente que ocurrió en el Centro de Investigación para el Desarrollo de la Bioterapia, en Kanazawa, mientras probaba combinaciones con extracto de polifenol para ayudar a los granjeros de la prefectura de Miyagi, cuyas cosechas de fresas quedaron perjudicadas tras el fuerte terremoto de 2011.

Esto ayudó a producir paletas de helados que no se derriten nunca. Se conocen como “Kanazawa Ice” y comenzaron a venderse en esa ciudad japonesa el pasado abril. Ahora están disponibles en todo el país asiático.

helado que no se derrite

El ingrediente secreto que ayuda al helado a mantener su forma inmutable a pesar del calor es el polifenol líquido que se extrae de las fresas.

“El polifenol tiene propiedades que hacen que sea difícil separar el agua del aceite. De este modo, los helados pueden conservar la forma original durante más tiempo de lo habitual y que sea difícil de derretir “, dijo Tomihisa Ota, inventor del extraño helado.

helado que no se derrite

La empresa no se propuso crear estos helados. El descubrimiento fue, en realidad, un accidente. Ocurrió cuando un pastelero intentaba usar el polifenol de las fresas frescas para crear un nuevo tipo de confitería. Entonces, se dió cuenta que al tocar el polifenol, la crema se solidificaba rápidamente.

Aún no está claro cuánto tiempo pueden durar estos helados sin derretirse. Sin embargo, Takeshi Toyoda, presidente del Centro de Investigación para el Desarrollo Bioterapéutico, aseguró que podrán mantener su forma “aunque se los exponga al aire caliente de una secadora”.

Estos helados se venden a 500 yenes, o 4,5 dólares. Estarías dispuesto a viajar hasta Japón en verano para poder disfrutar de estas delicias sin tener que preocuparte por que se te derrita con los rayos del sol mientras te bronceas?